REVISTA SECCIONES COOKIETEKA STAFF  
 

COTN Nº  217 JUNIO 2018

   
   
  RATED
R
Diego Sánchez
  HEREDITARY CUANDO LA FAMILIA SE DESMORONA  



Existe en inglés una expresión que a buen seguro todos ustedes conocen: Fucked up.

Hereditary, que llega a las salas este mes de Junio, fue descrita por muchos a la salida del pase con esa expresión, que viene a significar algo así como que la película es super retorcida, chunga, de dar muy mal rollo. Palabra clave aquí: retorcida.

¿Quiere eso decir que, tal y como se nos está intentando vender, estamos ante “el Exorcista” de una nueva generación? La respuesta es algo compleja, así qué me van a permitir que me tome un tiempo en contestarla.

Llevo dos días en el Sundance London Film festival. Una selección que el director del festival de Sundance en Estados Unidos trae a la capital inglesa, más concretamente a las salas del renovado Picture House Central, un excelente enclave en el puro centro de Londres en el que entre semana puedes encontrarte a Simon Pegg o a Edgar Wright tomando una cerveza en el bar exclusivo para miembros. Hace unas horas acudí al pase de Hereditary, una película que se estrenó mundialmente en Sundance hace meses y causó un auténtico revuelo en las sesión de medianoche.

La película te atrapa más como el drama de una familia que vive uno de los momentos más trágicos que uno se pueda imaginar. Sin entrar en territorio spoiler (lo que voy a contar sale en pantalla en forma de texto antes incluso de ver el primer plano) la película abre con el funeral de la abuela y matriarca de la familia protagonista. Esta muerte hará tambalear los cimientos de una familia que vivía en una constante pero silenciada inestabilidad. A partir de aquí, digamos que gran parte del filme se centra en los devastadores efectos de esta muerte en los miembros de una familia que ahora mira a los padres (Toni Collete y Gabriel Bryne) como ejes en los que sustentarse. Los dos hijos, cada uno a su manera, intentarán superar la muerte de la abuela, aunque el director Ari Aster salpica de extraños momentos toda esta trama, para recordarnos que estamos no ante un drama, si no ante una película de terror.

Hay un punto álgido en este drama. Un momento en el que la repleta sala del festival se removió al unísono: unos se llevaron las manos a la boca, se oyeron “shits” and “fucks” por toda la sala y toda una variedad de expresiones de shock. Y eso, aun sin entrar en el terror más puro. La entrada en escena del personaje interpretado por Ann Dowd (a quien últimamente estoy redescubriendo en The Handmaid’s Tale) es el gatillo que dispara la trama hacia el lado del terror que todos estamos esperando. El lado más oscuro, más loco y, sí, lo adivinaron, más “fucked up” de la película.

Dudo mucho, a título personal, que Hereditary se convierta en el “exorcista” de una nueva generación. Dudo mucho que alcance ese estatus, aunque es muy difícil saber hasta dónde puede llegar el espectador y hasta dónde puede llevar la película. Existen varios momentos que rozan la comedia no intencionada. Son momentos en los que el guion recurre a clichés del género que, quizá por falta de presupuesto, quedan casi cómicos en lugar de escalofriantes. Si la conexión emocional funciona con el espectador, éste sufrirá en la butaca. Pero si no, la película se caerá para los que busquen un terror más fácil y comercial.

Entonces, ¿me ha gustado la película? ¿Es tan aterradora como dicen? Vayan a verla, y me cuentan, porque creo que habrá opiniones para todo. Desde luego es una película que no se ve todos los días en salas comerciales.


 


RATED R
Diego Sánchez



 

 

<<INICIO

  <<ANTERIOR   SIGUIENTE>>

SECCIONES

   
COOKIES ON COOKIES
Francisco Molinero
PASE DE PRENSA
Maruja Bergman
RATED R
Diego Sánchez
BEHR
Nina Voorhees
LA SENDA
Julio González

 
SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

  
COOKIES ON THE NET
WWW.COOKIESONTHE.NET ES UNA REVISTA DE CINE DE ACCIÓN, TERROR Y CIENCIA FICCIÓN.
QUEDA PROHIBIDA LA REDIFUSIÓN TOTAL O PARCIAL DE SUS CONTENIDOS SIN PREVIO Y EXPRESO CONSENTIMIENTO
.
ESTE SITE TIENE ©1996 - 2018 ©FRANK PALACIOS 1996 - 2018