REVISTA SECCIONES COOKIETEKA STAFF  
 

 

   
COTN Nº249 MAYO 2021  
  COOKIES
ON
COOKIES
Francisco Molinero
 


HABLEMOS DE TORTURAS Y EJECUCIONES


La franquicia “Saw” ha sido una de las más rentables en el cine de terror. Con ocho películas y la que se estrena este mes, el spin-off “Spiral: from the book of Saw”, ya constituye un referente dentro del campo de las muertes violentas y las torturas, aunque más que torturas en realidad lo que aplica Jigsaw son pruebas (eso sí, muy dolorosas) de las que el individuo atrapado en ellas puede salir con vida (aunque puede que dejándose alguna parte de su cuerpo en el intento). En esta nueva entrega, un detective que interpreta Chris Rock con los ojos entrecerrados para parecer muy serio y alejarse de sus papeles generalmente cómicos, investiga una serie de asesinatos, descubriendo que alguien está imitando las terribles trampas torturadoras del psicópata ya muerto.

Y es por esto que Mayo será en este año el mes de las torturas y las ejecuciones. Respecto a las torturas, baste con decir que es el método más efectivo de conseguir una confesión, real o inventada, de alguien, y una ejecución pues es matar a alguien, generalmente por haber cometido un asesinato. A lo largo de la historia, han existido multitud de métodos para torturar, desde la jaula en que se metía a una persona y dejarlo al aire libre, a merced del clima, habitualmente colgando en la pared de un castillo, hasta su muerte, pasando por la inserción de agujas en las uñas, las descargas eléctricas, latigazos, ahogamiento o una paliza directamente, método muy utilizado por mafias contra esbirros de otras mafias, y si habéis visto muchas películas de Scorsese sabréis de lo que hablo. Y en cuanto a las formas de ejecutar a una persona, pues lo mismo, guillotina, cámara de gas, silla eléctrica, hachazo en el cuello, hoguera, apedreamiento, garrote vil e incluso (esto lo he leído en Google) aplastamiento por elefante. Oh, my god. Hasta llegar al, creo que indoloro, método de la inyección letal que aún se utiliza en algunos países.

El cine ha dado numerosas muestras de torturas y sufrimientos, que van señalados en la lista siguiente, no muy larga, porque este tema me da muy mal rollo y prefiero acabarlo cuanto antes, pero seguro que entre nuestros cookieros habrá algunos a los que les guste este tipo de cine sangriento. Creo que no ha habido ninguna serie de televisión basada en las torturas y las ejecuciones, aunque se habrán visto en más de una, pero no como eje central del tema. Así que vestíos las túnicas, agarrad los látigos y las herramientas de dentista o carnicero, porque empezamos a recorrer los sótanos y recintos más oscuros (y otros a plena luz) donde hacer sufrir lo indecible a inocentes y culpables. Ojo, en los tráileres os encontraréis algunas escenas muy desagradables. Es lo que tienen las torturas.



QUIERO VIVIR (Robert Wise, 1958)
Esta es la historia real de Barbara Graham, una mujer de mala reputación que frecuentaba sórdidos lugares donde forjó amistad con individuos de baja calaña, dos de los cuales habían cometido asesinato y, supuestamente, fueron delatados por ella, por lo que se vengaron inculpándola de otros asesinatos de los que ella era responsable, por lo que terminó siendo juzgada y condenada a la cámara de gas (otro popular método de ejecución en los años 50.


EL VERDUGO (Luis García Berlanga, 1963)
Comedia negra española que se convirtió en un clásico de culto, sobre la historia de un verdugo, que necesita un sustituto para su trabajo porque él va a jubilarse, y el más cercano es su yerno, que está pasando por un momento difícil económicamente, lo que afecta a su hija. El yerno no tiene más remedio que aceptar el papel de verdugo, pensando que nunca deberá ejecutar a nadie. Por cierto, en aquellos años el artilugio para ejecutar se llamaba garrote vil, y consistía en una especie de asiento de madera con una columna tras el reo, en el que había una arandela de acero para sujetarle el cuello, y detrás un gran tornillo que se giraba y apretaba la arandela, de modo que terminaba rompiéndole las vértebras del cuello y matándole.


LAS TORTURAS DE LA INQUISICIÓN (Michael Armstrong y Adrian Hoven, 1970)
En el siglo XVI era común la creencia en brujas y demonios, por lo que los religiosos crearon la Inquisición, una institución de la iglesia que se encargaba de torturar a aquellos a quienes otros habían acusado de brujería o de servir al demonio, aunque fuese mentira, para que confesaran sus pecados. Éstos, para evitar la tortura confesaban delitos no cometidos que al final les llevaban a la hoguera. Entre sus aparatos de tortura había algunos con nombres tan sugerentes como el potro, la doncella de hierro, la cuna de Judas, la sierra y, al loro, la pera vaginal o anal. No hay que ser muy imaginativo para saber cómo funcionaba este último.


LA NARANJA MECÁNICA (Stanley Kubrick, 1971)
Todo un clásico del cine, que no habla de torturas precisamente, pero sí que hace gala de una gran violencia y de métodos de rehabilitación bastante peculiares para Álex Delarge, el jefe de los drugos, una panda de chicos ultraviolentos que atacan a otras personas porque sí, para pasar el rato, hasta que su líder es capturado y sometido a sesiones de imágenes de gran violencia mezcladas con música clásica y un medicamento que le hace sentir mal, mientras le mantienen los párpados abiertos con pinzas para que no pueda cerrarlos, con el fin de transformarle y se convierta en un buen chico.





EL SANTO OFICIO
(Arturo Ripstein, 1973)
A finales del siglo XVI, una epidemia asola España y se echa la culpa a los judíos. Un sacerdote denuncia a una familia judía a la inquisición, y son detenidos, encarcelados y torturados.


PENA DE MUERTE (Jorge Grau, 1973)
Fernando Rey interpreta a un duro juez que se aloja en un hotel donde suceden una serie de asesinatos. Se dedicará a investigar el asunto hasta dar con el culpable y condenarlo a la pena de muerte.


SALÓ O LOS 120 DÍAS DE SODOMA (Pier Paolo Pasolini, 1975)
Cuatro señores con pasta se reúnen en una mansión con cuatro ex prostitutas y un grupo de chicos y chicas a los que han hecho prisioneros, haciéndoles pasar por un juego de torturas (que incluyen comer caca), que no pueden evitar porque serían asesinados.


INQUISICIÓN (Paul Naschy, 1976)
Dirigida por el hombre lobo español, cuenta como el Gran Inquisidor francés lucha contra supuestos herejes y adoradores de Satán, ordenando capturarlos y torturarlos para satisfacer sus bajos instintos y, de paso, ser el favorito de los que mandan y tienen la pasta. Pero todo cambiará cuando se enamora de una bella joven acusada de brujería.


QUERIDÍSIMOS VERDUGOS (Basilio Martín Patino, 1977)
Documental donde se entrevista a tres verdugos que, en la España de los años 70 aún utilizaban el garrote vil para ejecutar a prisioneros, reflejando su parecer sobre el oficio y retratando la sociedad de la época.


EL CRIMEN DE CUENCA (Pilar Miró, 1980)
Basada en hechos reales cuenta la historia de dos pastores que son acusados de haber asesinado a un tercero para robarle el dinero conseguido tras una venta de ganado. Tras un juicio que termina sobreseído y un cambio de juez, los acusados vuelven a ser capturados y torturados por la guardia civil para que confiesen un crimen que no habían cometido.





LOS HOMBRES DETRÁS DEL SOL (Mou Tun-Fei, 1988)
Basada en la historia real de un campo de concentración japonés situado en el noroeste de China, donde a lo largo de diez años los prisioneros chinos fueron torturados y siendo objeto de experimentos químicos y bacteriológicos, con el fin de crear nuevos tipos de armas para la guerra. Mejor no verla, pero si a alguien le van esas cosas, pues que disfrute del insomnio que vendrá después.


LA SALA DE TORTURAS CHINAS (Bosco Lam, 1994)
Después de que a un hombre le haga la pilila catapúm por sobredosis de afrodisiacos, un comerciante y la mujer del muerto son acusados de asesinato y sometidos a torturas para que confiesen la verdad.


CÁMARA SELLADA (James Foley, 1996)
Un joven abogado deberá defender a su abuelo, antiguo miembro del Ku Klux Klan, que ha sido acusado de asesinato y espera en el corredor de la muerte para ser enviado a la cámara de gas.


TESIS (Alejandro Amenábar, 1996)
Todo un clásico del cine español, ópera prima de Amenábar y ganadora del premio Goya, que se introduce en el mundo de las snuff movies, consistentes en torturar y matar a alguien mientras lo grabas con una cámara y luego pones la cinta a la venta. Dicen que alguien ofreció un millón de dólares a quien le consiguiese una película snuff auténtica, porque según rumores, todas las que parece haber por ahí, especialmente en la deep web, son montajes.

Aquí se cuenta la historia de una estudiante de imagen que prepara una tesis sobre la violencia en el ámbito audiovisual, y conoce a un experto en cine gore y a otro que fue amigo de una joven asesinada en una película snuff. Pronto, ella se verá inmersa en una de esas grabaciones.





FUNNY GAMES (Michael Haneke, 1997)
Dentro del género “personas que se meten en tu casa para robarte o tocarte las narices”, tenemos esta película de Haneke y su remake, que nos muestra a dos jóvenes que se introducen en el domicilio de un matrimonio para torturarles y matarles. Y sin pedir permiso ni nada.


ASESINATO EN 8 MM (Joel Schumacher, 1999)
Nicolas Cage interpreta a un detective privado que, tras aceptar un caso de una viuda con pasta, se ve metido en el inframundo de las snuff movies, el torture porn y esas cosas de Disney.


AUDITION (Takashi Miike, 1999)
Un productor cinematográfico que perdió a su mujer siete años atrás, sigue el consejo de un amigo y organiza un falso casting para una falsa serie de tv con el fin de encontrar pareja entre las candidatas al casting. Se enamorará de una de ellas y más adelante se encontrará con ella en su casa, donde el productor será objeto de una serie de juegos y torturas por parte de la chica. Siendo una película de Miike, os podéis imaginar todo tipo de bestialidades.


EJECUCIÓN INMINENTE (Clint Eastwood, 1999)
Un periodista de investigación que tiene problemas con el alcohol y ha perdido su prestigio en el trabajo, además de a su mujer, recibe una oportunidad cuando le encargan entrevistar a un condenado a muerte el día antes de su ejecución. El periodista decide investigar sobre el caso y descubre pruebas que demuestran la inocencia del condenado, pero deberá darse prisa por evitar la muerte de un inocente, pues al día siguiente se le aplicará la inyección letal.


GARAGE OLIMPO (Marco Bechis, 1999)
Durante la dictadura militar que sucedió en Argentina durante los años 70, una joven que enseña a leer y escribir a gente sin recursos de un barrio pobre, es también miembro de una organización que lucha contra dicha dictadura. Un día, soldados la detienen y se la llevan a un lugar conocido como el Garage Olimpo, donde se tortura a los activistas para que revelen los planes de su organización.


LA MILLA VERDE (Frank Darabont, 1999)
Basada en una novela del maestro Stephen King, cuenta los últimos días de los condenados que esperan su ejecución en el corredor de la muerte, también conocido como La Milla Verde, por el color del suelo, de un verde apagado. Uno de los funcionarios encargados de su vigilancia recuerda, ya de anciano, el día que llegó allí John Coffey, un hombre de gran tamaño acusado de haber asesinado a dos niñas y con un poder especial para curar cualquier enfermedad.





LA PASIÓN DE CRISTO
(Mel Gibson, 2004)
Si hablamos de torturas, no podemos olvidarnos de quien fue clavado a una cruz con clavos, una corona de espinas en la cabeza y numerosos latigazos en su cuerpo. Jesucristo fue, probablemente, el torturado más famoso de la historia, y en esta película, Mel Gibson quiso mostrar esa tortura casi en plan película gore.


HOSTEL (Eli Roth, 2005)
Dos chavaletes norteamericanos se están dando un garbeo por Europa en plan mochileros, junto con un islandés con el que han trabado amistad por el camino. En Eslovaquia se encontrarán con un par de chicas guapas que les invitarán a ir a un hotel donde lo que les espera son unos individuos con sierras eléctricas y cosas de esas que cortan y pinchan, para torturarlos, matarlos y grabarlo todo en vídeo. Hay una secuela dirigida por Eli Roth y otra más de un tal Scott Spiegel.


CAMINO A GUANTÁNAMO (Michael Winterbottom y Mat Whitecross, 2006)
Basada en la historia real de cuatro amigos pakistaníes que vivían en Gran Bretaña y se fueron a su país de origen para asistir a la boda de uno de ellos y disfrutar de unos días de vacaciones. Allí fueron capturados por el ejército norteamericano para ser llevados a Guantánamo, siendo torturados y humillados, al ser confundidos con combatientes enemigos, pues fueron detenidos al tiempo que algunos soldados talibanes.


HABITACIÓN SIN SALIDA (Nimrod Antal, 2007)
Otra película que incide en el tema de las “snuff movies”, esta vez con una pareja se decide alojarse en un motel de carretera, sin saber que en su habitación hay puertas secretas por las que pueden entrar individuos que se dedican a torturar y matar a los inquilinos de ese motel con el fin de hacer películas y venderlas a millonarios a los que le sobra la pasta y les da morbo ver esas cosas.


MARTYRS (Pascal Laugier, 2008)
Una niña que escapó de un lugar donde fue supuestamente encarcelada y maltratada, volverá quince años después para matar a los también supuestos autores de su tortura. Una amiga descubrirá que la chica está más trastornada de lo que parece. Y pasan muchas cosas asquerosas con mucha sangre.


THE HUMAN CENTIPEDE (Tom Six, 2009)
Una de esas películas de científico loco que secuestra gente para hacer experimentos. En este caso, atar a tres personas, cada uno con la boca conectada al culo del otro para hacer un ciempiés, así cuando uno haga caca, esta pasará al que va detrás, y este hará lo mismo con el tercero. Así a lo guarrete. Hay dos secuelas, cada vez con más gente formando el ciempiés.


EL INFIERNO VERDE (Eli Roth, 2013)
Después de las torturas de “Hostel”, Eli Roth volvió a descuartizar gente, esta vez en la selva de Perú, donde un grupo de activistas viaja para impedir la destrucción de la jungla en una parte donde vive una tribu indígena. Y los de la tribu, para agradecérselo, se los comerán.


BONE TOMAHAWK (S. Craig Zahler, 2015)
Finaliza este recorrido por el horror con un western en el que el sheriff de un pueblo deberá ir en busca de tres personas desaparecidas, para encontrarse con una tribu a la que les da por torturar gente y matarla a lo bestia. Muy bonito todo.


Supongo que a muchos os habrá quedado el mismo mal cuerpo que a mí cuando escribí esta sección, así que me despido. Dejad los instrumentos de tortura en un cajón, cerradlo con llave y no lo volváis a abrir nunca.

El mes que viene, si nada lo impide hablaremos de músicos e instrumentos musicales.





EL MONSTRUO DE LAS COOKIES
COOKIES ON COOKIES
Francisco Molinero



 

 

<<INICIO

  SIGUIENTE>>

SECCIONES

   
Cookies On Cookies COOKIES ON COOKIES
Francisco Molinero
Pase de Prensa PASE DE PRENSA
Maruja Bergman
BEHR BEHR
Nina Voorhees
La Senda LA SENDA
Julio González

 
COTN en Facebook SÍGUENOS EN
FACEBOOK

 

  
COOKIES ON THE NET
WWW.COOKIESONTHE.NET ES UNA REVISTA DE CINE DE ACCIÓN, TERROR Y CIENCIA FICCIÓN.
QUEDA PROHIBIDA LA REDIFUSIÓN TOTAL O PARCIAL DE SUS CONTENIDOS SIN PREVIO Y EXPRESO CONSENTIMIENTO
.
ESTE SITE TIENE ©1996 - 2021 ©FRANK PALACIOS 1996 - 2021