REVISTA SECCIONES COOKIETEKA STAFF  
 

 

   
COTN Nº252 SEPTIEMBRE 2021  
  COOKIES
ON
COOKIES
Francisco Molinero
 


HABLEMOS DE LAS ARTES MARCIALES


Ya se nos va otro verano, cargado de calor en algunas partes, frío en otras y olas de contagio en todas. Una vez abandonada la selva llena de animales salvajes que no respetan ninguna norma (y no me refiero a “Jungle Cruise”, la película que comenté en el Cookies on Cookies veraniego) volvemos a la ciudad, y esta vez nos centraremos en lo que ha hecho Marvel con Shang-Chi, el experto en artes marciales que por fin ha sido adaptado a la gran pantalla. Es lo que le faltaba a Marvel, aunque cierto es que ya vimos a Blade repartir tortas gracias a los conocimientos de Wesley Snipes y a “Iron fist” en tv, pero esta vez, después de superhéroes y magos místicos, Marvel nos introduce, a su estilo, en el kung fu, el kárate, el jiu jitsu, el aikido, el kenpo, el taekwondo, el judo y todas esas disciplinas que existen en nuestro planeta desde el inicio de los tiempos, aunque por entonces los estilos de lucha no estuviesen tan desarrollados como ahora.

Podemos decir que existen artes marciales prácticamente originarias de todo el mundo, aunque la gente tiene a relacionar estas artes con Oriente y con cuatro nombres que destacan por encima del resto, a saber: Bruce Lee, Jackie Chan, Steven Seagal y Chuck Norris. Qué decir de estos cuatro intrépidos actores y luchadores que han convertido su cine en todo un despliegue de técnicas de lucha. Desde el icónico e inmortal Bruce Lee, para muchos el mejor luchador de la historia pasada, presente y futura, pasando por Jackie Chan, quien supo convertir el arte de la lucha en una forma de hacer comedia, Steven Seagal que nos enseñó el aikido, una forma de pelear con la que, supuestamente, te deshaces de una panda de matones sin apenas mover tu cuerpo ni tu rostro, y Chuck Norris, que básicamente es el creador del universo. Buscad por Internet “mitos de Chuck Norris” y fliparéis.

Pero hay más nombres y más estilos de lucha que los ya mencionados. Haciendo un breve repaso encontramos a Michael Jai White, Jet Li, Scott Adkins, Ray Park, Tony Jaa, Donnie Yen y, por supuesto, dos también imprescindibles, el inglés Jason Statham y el belga Jean Claude Van Damme, sin olvidarnos de mujeres como Cynthia Rothrock, Michelle Yeoh o JeeJa Yanin, a la que podréis encontrar en la película tailandesa “Chocolate” de 2008. Y en lo que respecta a estilos tenemos muchos más, algunos conocidos y otros no tanto, como la capoeira, el muay thai, el krav maga, el kendo, el sumo o incluso la lucha libre, el boxeo y la esgrima.

Y entrando ya en materia cinematográfica, podemos encontrar varias series de televisión como “Ley marcial”, “El pequeño samurai”, la marveliana “Iron fist”, las animadas “Bola de dragón”, “Naruto”; “One piece”, “Inuyasha”, “El puño de la estrella del norte”, “Crying freeman” y otras series más míticas como fueron “La frontera azul”, “Walker, Texas ranger”, “Kung Fu” y la serie – secuela de “Karate Kid”, titulada “Cobra Kai”.

Y nos disponemos ya a entrar en el ring del cine, en el tatami del celuloide, nos vestimos con el kimono (que supongo se llamará así porque el primero que lo vio dijo “ki mono es el traje”) nos atamos el cinturón y empezamos a repartir tortas. Empieza el primer round.



LA LEYENDA DEL GRAN JUDO (Akira Kurosawa, 1943)
La ópera prima del gran Kurosawa nos cuenta la historia de un maestro de judo y su alumno, que a través del aprendizaje de este arte marcial y su aplicación en el combate, aprenderá una filosofía de vida y unos principios fundamentales para guiar sus pasos en el mundo.



EL LUCHADOR MANCO (Wang Yu, 1971)
Una de esas cutrepelículas divertidas que pusieron en los 70 a las artes marciales a un alto nivel de comercialidad gracias a Bruce Lee y a un alto nivel de cutrerío gracias a productos como este, en el que un luchador pierde una de sus manos por obra de una serie de malvados luchadores y luego se venga de todos ellos con su único brazo, que fortalece hasta casi ser un brazo de Terminator.





EL FUROR DEL DRAGÓN
(Bruce Lee, 1972)
Una de las pocas películas que el legendario maestro protagonizó, dirigida por él mismo, en la que se enfrenta a otra leyenda, Chuck Norris, en un inolvidable duelo final. Todo ello por defender a su hermana de unos gánsteres que se quieren apoderar de su restaurante. Tema recurrente en este tipo de películas setenteras: o bien el luchador defiende a su familia y su restaurante o bien una escuela de kárate reta a otra en un duelo mortal.


BOLT, AGENTE TRUENO (Henry Levin y David Lowell Rich, 1973)
El género blaxploitation aún no ha sido tratado en esta sección, puede que algún día sea el protagonista. Aquí nos presenta la historia de una especie de superespía (Fred Williamson, un habitual del género) que debe llevar un maletín desde Hong-Kong a México, perseguido por un sinfín de gánsteres y agentes secretos que quieren apoderarse de la valija.



OPERACIÓN DRAGÓN (Robert Clouse, 1973)
Probablemente esta sea la película más conocida de Bruce Lee y la más comercial, en la que interpreta a un experto en artes marciales contratado por la inteligencia británica para formar parte de un torneo de lucha organizado por el jefe de una mafia, al tiempo que investiga una operación de drogas que el mafioso está llevando a cabo. En esta película se descubrió a un talento poco reconocido, el de Bolo Yeung, todo un personaje a reivindicar.



KUNG FU CONTRA LOS SIETE VAMPIROS DE ORO (Roy Ward Baker, 1974)
La productora Hammer se salió de su tono habitual para mezclar el terror con las artes marciales, en la que un joven y sus hermanos, todos ellos artistas marciales, defenderán una aldea que es constantemente atacada por una secta conocida como los siete vampiros de oro, que han pedido ayuda al conde Drácula para lograr su objetivo de convertir en vampiros a todos los habitantes.



JUEGO CON LA MUERTE (Robert Clouse, 1978)
Última película de Bruce Lee que rodó a medias, ya que falleció antes de terminarla, por lo que el director hubo de recurrir a dobles y montajes con la cara de Bruce Lee sobre alguno de ellos, hasta llegar al combate final, el que sí había rodado Lee, una especie de torre con un jefe de fase y un boss final que fue interpretado por el popular jugador de la NBA Kareem Abdul Jabbar.





LA SERPIENTE A LA SOMBRA DEL ÁGUILA
(Yuen Woo-Ping, 1978)
Hubo una especie de moda en el cine de artes marciales, principalmente protagonizado por el actor cómico Jackie Chan, que usaba nombres de animales para los títulos, como este y otros titulados “El mono borracho en el ojo del tigre”, “La danza de la mantis borracha” o “El luchador novato aprendió hasta del gato”. Se trata de un cine coreografiado de forma milimétrica, con muchos gags divertidos que generalmente contaban la historia de un joven que aprendía de un anciano maestro las artes marciales usando estilos de diversos animales y de un tío borracho, para enfrentarse a los malos de turno.



LE LLAMABAN DRAGÓN GORDO (Sammo Hung, 1978)
Sammo Hung fue mucho menos conocido que Bruce Lee o Jackie Chan, aunque compartió pantalla con él en varias ocasiones, pero también era un gran luchador, aunque un poco regordete, que aquí interpreta a un fan de Bruce Lee, que es enviado por su padre a la gran ciudad para ayudar a su tío en el restaurante en el que trabaja. No tardarán en aparecer los clásicos matones y el dragón gordo se lucirá con sus tortazos.



COLE, COLE, QUE TE COMO (Tsui Hark, 1980)
Comedia, gore y artes marciales. No te pido que me lo mejores, pero iguálamelo. Aquí un agente conocido como 999 y un ladrón viajan a una isla buscando a un bandido llamado Rolex. Ya con esto vamos bien. Pero es que llegan a un pueblo en el que todos los habitantes son caníbales. Y pa qué quieres más.



LA JUSTICIA DEL NINJA (Menahem Nolan, 1981)
Franco Nero, actor italiano que seguramente no tenía ni idea de artes marciales, interpreta aquí a un ninja (personaje que, por cierto, se me olvidó en la presentación del artículo, pero básicamente es un tío vestido de negro que lanza cosas que pinchan y que desaparece echando humo) que tras completar su formación tiene que viajar a Filipinas para ayudar a un matrimonio amigo a defenderse de un grupo de matones que les acosan.



FURIA SILENCIOSA (Michael Miller, 1982)
El legendario Chuck Norris, el que perdió la virginidad antes que su padre, el que acabó con los dinosaurios, el que asusta al coco, el que pisó el desierto del Sáhara cuando todavía tenía hierba, el que nunca llega tarde porque hace al tiempo ir más despacio, el que puede dividir entre cero, el único que terminó una partida al Tetris, el que ha ganado a una pared jugando al frontón. Ese Chuck Norris, interpreta al sheriff de un pueblo que debe detener a un individuo con el que han experimentado y que se ha convertido en un psicópata invencible que puede autocurarse como Lobezno. Pero Chuck Norris sigue siendo Chuck Norris.





MCQUADE, LOBO SOLITARIO
(Steve Carver, 1983)
Otra de Chuck Norris, esta vez dándose de tortas con David Carradine, otro que tampoco tenía idea de artes marciales, pero fue escogido en lugar de Bruce Lee para la serie de “Kung Fu”. ¡Le escogieron a él en vez de a Bruce Lee! Hay que ser idiota. En fin, que aquí interpretó por primera vez a un ranger de Texas que impide un robo y luego ve como su hija es secuestrada por los ladrones para vengarse.



KARATE KID, EL MOMENTO DE LA VERDAD (John G. Avildsen, 1984)
Todo un éxito de taquilla en los 80 que elevó el kárate a otro nivel, logrando que las escuelas de todo el mundo vieran incrementado el número de alumnos, gracias a la historia de un joven que es acosado por un grupo de karatekas matones tras haberse liado con la ex-novia de uno de ellos. Un encargado de mantenimiento que es en realidad un anciano experto en kárate, se convertirá en su mentor y le enseñará no solo a defenderse, sino también toda su filosofía de vida basada en el kárate, creado no para luchar, sino para no tener que hacerlo. Os recomiendo la serie “Cobra Kai”, secuela directa de este film, que ya va por la tercera temporada y es un pasote.



LOS SUPERCAMORRISTAS (Sammo Hung, 1984)
Jackie Chan y Sammo Hung viajaron hasta Barcelona y rodaron junto a la española Lola Forner la historia de dos vendedores de comida rápida que deben rescatar a una guapa carterista de las garras de un malvado conde, que pretende quedarse con la herencia de su familia. Y para todo ello, habrá muchas tortas.



EL GUERRERO AMERICANO (Sam Firstenberg, 1985)
Película que tuvo cierta taquilla, a pesar de lo cutre que es, y sus dos secuelas aún más. Cuenta cómo un soldado americano investiga la corrupción dentro del ejército con ayuda de las artes ninjas que aprendió en el lejano oriente, se supone.



EL ÚLTIMO DRAGÓN (Michael Schultz, 1985)
Un colorido espectáculo musical lleno de ritmo que homenajea a Bruce Lee con la historia de un joven afroamericano fan del artista marcial que debe encontrar su chí, su poder interior para vencer a un malvado luchador que quiere acabar con él y con su novia, una joven cantante que acaba de sacar un disco.





REMO: DESARMADO Y PELIGROSO
(Guy Hamilton, 1985)
Intento de llevar al cine una nueva franquicia literaria, sobre un agente al estilo James Bond pero con otras facultades, como esquivar balas y correr por encima del agua. Remo Williams es reclutado por una organización que depende del presidente de EE.UU. y se dedica a localizar funcionarios corruptos, pero antes deberá ser entrenado por un maestro de lucha coreano que le enseñará a ser más sigiloso que el silencio y más rápido que el viento.



GOLPE EN LA PEQUEÑA CHINA (John Carpenter, 1986)
Kurt Russell interpreta a un camionero y aventurero que ha de rescatar a dos bellas mujeres de las garras de un hechicero de 2000 años que planea casarse con una de ellas para volver a la vida y reinar sobre el mundo, usando para ello demonios, espíritus y legendarios luchadores de artes marciales.



RETROCEDER NUNCA, RENDIRSE JAMÁS (Corey Yuen, 1986)
Probablemente, la primera película en la que vimos a Jean Claude Van Damme, pero haciendo de malo, ya que el protagonista es un joven que estudia en una escuela de kárate y debe huir de la ciudad porque un mafioso les quiere extorsionar. Al llegar a otra ciudad la situación será similar, así que no le quedará otra que echar mano de sus conocimientos de lucha para resolver sus problemas.



ULTRA FORCE (David Chung, 1986)
Primera de una trilogía sobre un trío de policías que se enfrenta a los villanos más peligrosos usando sus artes marciales para ello y creando secuencias de acción muy espectaculares para la década de los 80, esta vez para vengarse de quienes mataron a sus familiares como venganza por que los policías mataron a los asaltantes de un avión de pasajeros. Venganza va, venganza viene.



VEREDICTO IMPLACABLE (Mariano Ozores, 1987)
¿Mariano Ozores y kárate en la misma película? Pues sí, este fue un intento por parte del director de comedias con Pajares y Esteso, de hacer algo serio, y para ello contó con el campeón mundial de kárate José Manuel Egea, que puede ser muy bueno peleando, pero como actor ya es otra cosa. Y cuenta cómo un grupo de amigos expertos en artes marciales se enfrentan con unos delincuentes después de que uno de los amigos sea agredido junto a su novia.





POR ENCIMA DE LA LEY
(Andrew Davis, 1988)
Primera película de Steven Seagal que nos acercó al Aikido, y en la que el inexpresivo actor interpreta a un veterano de guerra y policía que investiga por su cuenta una operación de narcotráfico en la que están implicados la CIA y mandatarios del gobierno, teniendo que librarse de sicarios a base de tortas. Y también andan por ahí Pam Grier y Sharon Stone.



FURIA CIEGA (Phillip Noyce, 1990)
Una de las películas de Rutger Hauer que más me gustan, en la que interpreta a la versión americana de Zatoichi, un espadachín ciego que debe rescatar a un compañero obligado por gánsteres a fabricar drogas de diseño, al tiempo que intenta proteger a un niño de que los gánsteres lo capturen para chantajear al secuestrado.



TORTUGAS NINJA (Steve Barron, 1990)
Primera adaptación de los personajes creados por Peter Laird y Kevin Eastman, en la que se cuenta cómo cuatro tortuguitas sufren los efectos de un vertido radioactivo que les hace crecer y mutar en tortugas antropomórficas, junto a una rata que sufre los mismos efectos y les convierte en artistas marciales, enseñándoles las técnicas que la rata aprendió cuando fue mascota de un experto maestro karateka. Con estos conocimientos, las cuatro tortugas, llamadas Leonardo, Raphael, Donatello y Michaelangelo, se enfrentarán al clan del Pie, liderado por Shredder, enemigo del maestro de la rata, que quiere dominar el mundo y esas cosas.



ARMA PERFECTA (Mark DiSalle, 1991)
Intento de llevar a la pantalla un nuevo luchador, Jeff Speakman, experto en un arte llamado Kenpo, y que quiere vengarse de la mafia que ha matado a su antiguo maestro, aunque puede que esa venganza también se lleve por delante a su familia.



ÉRASE UNA VEZ EN CHINA (Tsui Hark, 1991)
Jet Li, uno de los grandes actores marciales de la actualidad, protagonizó varias de las seis películas que componen esta saga épica, ambientada a finales del siglo XIX y en la que un luchador ha de defender a su pueblo de los abusos del nuevo comandante de la región, que quiere enriquecerse haciendo que los campesinos paguen demasiado por los productos que venden los comerciantes extranjeros, dando lugar a una crisis que solo se puede resolver mediante la guerra.





LADY DRAGÓN
(David Worth, 1992)
Cynthia Rothrock, una de esas actrices expertas en artes marciales, interpreta a una agente del servicio de inteligencia que persigue a un malvado tipo al que cree responsable de haber matado a su marido el mismo día de su boda con él. Como véis, todas estas películas están llenas de malvados.



RAPID FIRE (Dwight H. Little, 1992)
Una de las pocas películas que interpretó Brandon Lee, hijo del maestro Bruce Lee, que también murió de forma supuestamente misteriosa, al parecer por un disparo de arma que debía ser de fogueo, pero la bala era de verdad. En la película es un estudiante de Bellas Artes que es acusado de matar al anfitrión de la fiesta, y con ayuda de un policía y sus técnicas de lucha deberá demostrar su inocencia y atrapar al auténtico asesino.



DRAGÓN, LA VIDA DE BRUCE LEE
(Rob Cohen, 1993)
Jason Scott Lee interpreta al arriba mentado Bruce Lee, contando su vida desde que era pequeño hasta su llegada a Occidente, donde introdujo las artes marciales y fue amenazado por otros maestros para que dejase de hacerlo, además de mostrar su trayectoria televisiva y cinematográfica y su relación con Linda Cadwell hasta el momento de su muerte.



STREET FIGHTER: LA ÚLTIMA BATALLA (Steven E. de Souza, 1994)
Otros videojuegos “Double dragón”, “Fatal fury”, “Tekken”, “Dead or alive”, “Mortal kombat”.



MATRIX (Lilly y Lana Wachowsky, 1999)





TIGRE Y DRAGÓN
(Ang Lee, 2000)
Ang Lee dirigió una de esas historias épicas sobre una China mágica en la que los guerreros y espadachines casi vuelan y realizan peleas super coreografiadas, además de que cuenta la historia de un experto luchador que deja su espada legendaria como legado para su mejor amigo y le pide a una guerrera de la que se ha enamorado que custodie el arma hasta el momento de entregarla. Un bello espectáculo de acción.



SHAOLIN SOCCER (Stephen Chow, 2001)
Un discípulo de shaolín que pretende modernizar el kung fu e integrarlo en la sociedad actual, descubre un modo de hacerlo a través del fútbol. Con ayuda de unos amigos y un viejo futbolista montará un equipo que convertirá cada partido en una exhibición de artes marciales y golpes épicos al mejor estilo de “Bola de Dragón”.



EL ÚNICO (James Wong, 2001)
Un agente de policía descubre que no hay un universo, sino miles de ellos, y que en cada uno hay otro hombre igual a él. Uno de sus dobles se está dedicando a matar a todos sus iguales, viajando a través de todos los universos, de modo que cada vez que mata a uno adquiere su fuerza, y llegará el momento que solo queden dos, el bueno y el malo, cada uno de ellos con la mitad de la fuerza de todos sus otros yoes, y se enfrentarán en un combate final de superpoderosos policías.



EQUILIBRIUM (Kurt Wimmer, 2002)
En la línea de “Matrix”, nos muestra un futuro al estilo “Fahrenheit 451”, en el que se han suprimido todas las emociones y tanto los libros como el arte y la música están prohibidos. Un agente del gobierno encargado de ejecutar a cualquiera que muestre sentimientos, empezará a preguntarse de qué sirve un mundo sin emociones y sin cultura, enfrentándose a su propio equipo a base de artes marciales.



KUNG POW, A PUÑETAZO LIMPIO (Steve Oedekerk, 2002)
El título original es “Kung Pow, introduciendo el puño”, pero sonaba bastante basto en la traducción. Esta es una parodia del cine de artes marciales en la que el director, también protagonista, ha cogido una película oriental de los años catapúm, le ha cambiado el montaje y los diálogos, ha añadido escenas nuevas y lo ha convertido en una descacharrante comedia que incide mucho en los propios fallos de rating que hay en la película, además de contar la historia de un niño que al crecer se convierte en el más grande artista marcial y busca vengarse de quienes mataron a sus padres.





AZUMI
(Ryûhei Kitamura, 2003)
Una huérfana llamada Azumi es acogida por un guerrero en el Japón feudal, para ser convertida en una máquina de matar que, junto a otras nueve elegidas formará un equipo de expertas en el manejo de armas blancas, y convertidas en guerreras asesinas deberán enfrentarse a un ejército de tiranos feudales.



EL MONJE (Paul Hunter, 2003)
Un monje tibetano inmortal enseñará a un joven de la calle las artes marciales con añadido mágico que conoce, para defender un pergamino antiguo que el monje lleva décadas protegiendo, contra los intentos de un malvado maestro de kung fu por hacerse con el papelucho.



KÁRATE A MUERTE EN TORREMOLINOS (Pedro Temboury, 2003)
Pedro Temboury es algo así como el Jesús Franco del nuevo siglo, y en esta especie de película nos muestra al doctor Malvedades, que resucita a cuatro karatekas que ejercían de asesinos durante la II Guerra Mundial y murieron ahogados en la bahía de Málaga, y ahora, convertidos en zombies, secuestrarán a cinco jóvenes que serán vitales para que el doctor pueda resucitar a un monstruo mitad pulpo y mitad centollo, llamado Jocántaro. Luego hay guerreros surfistas, un tal profesor Miyagi, otro tal Chuck Lee y varios tales más, en esta película delirante y cutre salchichera.



KILL BILL VOLÚMEN 1 (Quentin Tarantino, 2003)
Uma Thurman homenajeó a Bruce Lee en esta película y su secuela, que cuentan la historia de una asesina profesional conocida como “La Novia” o “Mamba Negra”, y que fue atacada por su propio equipo de asesinos el día de su boda, dejándola casi muerta. Tras recuperarse, se tirará dos películas para vengarse de sus atacantes, llevándose por el medio a cientos de luchadores, especialmente en una escena mítica épica contra los 88 maníacos, que ya forma parte del imaginario colectivo del cine mundial.



ONG BAK, EL GUERRERO MUAY THAI (Prachya Pinkaew, 2003)
El muay thai es una de las artes marciales más extremas, conocida también como boxeo tailandés, y es una disciplina considerada ilegal en algunos países por su dureza. En esta película se nos descubrió a Tony Jaa, un experto en dicho arte, que interpreta a un huérfano criado en un templo budista, que ha de recuperar la cabeza de Ong Bak, una estatua de Buda que los habitantes del pueblo creen que es mágica y les protege de todo mal. Pero no les ha protegido de una banda de gánsteres que ha robado la cabeza, así que Ting, el guerrero muay thai, hará gala de sus artes en una serie de escenas de acción de las más espectaculares que habréis visto en un cine.





ZATOICHI
(Takeshi Kitano, 2003)
El personaje de Zatoichi es protagonista de una saga de 26 películas, que narran las aventuras de un samurái ciego en el Japón del siglo XIX. Esta película es un remake que protagoniza y dirige el imprescindible Takeshi Kitano, toda una institución del cine de acción japonés, además de presentar el famoso programa concurso donde varios japoneses se dan tortas tratando de pasar una serie de pruebas locas, llamado “El castillo de Takeshi” y aquí conocido como “Humor amarillo”. Zatoichi se verá inmerso en una guerra entre bandas rivales y dos geishas que buscan venganza por el asesinato de su padre.



KUNG FU SION (Stephen Chow, 2004)
Otra película loca de artes marciales con comedia absurda, por el mismo director de “Shaolin soccer”. En la China de los años 40, un delincuente intenta formar parte de un clan mafioso conocido como el Clan del Hacha. Para ello intentará robar a los vecinos de un barrio, entre los que se encuentran algunos de los más grandes héroes míticos de la historia, con unas impresionantes artes de lucha que le pondrán difícil conseguir su objetivo. Pero luego la cosa irá a más, entre escenas que ya se salen de lo normal y burradas cómicas a mogollón.



EL GRAN STAN, EL MATÓN DE LA PRISIÓN (Rob Schneider, 2007)
Stan es un agente inmobiliario condenado por estafa al que le espera la cárcel. Para evitar ser agredido o violado por esos clásicos presos malotes y grandotes que hay en las prisiones americanas, aprenderá artes marciales y acabará convirtiéndose en el más malote de la cárcel, aunque deberá acabar con una conspiración que el director de la prisión orquesta para forrarse a costa de los presos.



EL REINO PROHIBIDO (Rob Minkoff, 2008)
Un joven americano, fan del cine de artes marciales, es testigo de un atraco en la tienda donde compra viejas películas del género. Allí encontrará un bastón mágico que le transporta hasta la China medieval, donde deberá entregar el bastón al legendario Rey Mono, con ayuda de otros míticos luchadores que interpretan los maestros Jackie Chan y Jet Li.



IP MAN (Wilson Yip, 2008)
Donnie Yen, otro artista marcial de prestigio, protagoniza una saga de películas ambientada en China durante los años previos a la guerra con Japón, interpretando el personaje de Ip Man, un respetado maestro que deberá defender el honor de su pueblo, y que con el tiempo se convirtió nada menos que en el maestro y mentor de la leyenda de las artes marciales, Bruce Lee.






KUNG FU PANDA
(Mark Osborne y John Stevenson, 2008)
Producción animada de Dreamworks sobre un oso panda gordo y torpe que admira a los cinco furiosos, cinco animales expertos en kung fu, y acude a su palacio para ver cuál de todos es escogido como el héroe que defenderá al pueblo de un antiguo y terrible enemigo que llegará pronto. Y resulta que él es el elegido.



PROMESA SANGRIENTA (Ben Ramsey, 2009)
Michael Jai White es un actor afroamericano de un metro ochenta y cinco con conocimientos de artes marciales, un tiarrón al que no te gustaría cabrear, que interpreta a un ex-presidiario que se convierte en el rey de las luchas callejeras clandestinas en Los Ángeles. Allí se verá inmerso en una serie de peleas de alto riesgo organizadas por un jefe de la mafia local.



BUNRAKU (Guy Moshe, 2010)
En una realidad alternativa, en la que las únicas armas que existen son blancas, como puñales, hachas, katanas, espadas de todo tipo, sin nada que dispare balas, un vagabundo y un samurai llegan a una ciudad gobernada por una banda criminal, y unirán sus fuerzas para acabar con los malos.



REDADA ASESINA (Gareth Evans, 2011)
En la ciudad indonesia de Jakarta existe un edificio donde se refugian los criminales más peligrosos del país. Allí deberá entrar una unidad de élite para detenerlos a todos, pero la operación sale mal y se encontrarán encerrados y rodeados por todos los delincuentes. El resto son escenas de acción brutales y que te producirán casi tanto dolor como a los personajes, especialmente la de uno que se cae por el hueco de una escalera partiéndose la espalda.





Y hasta aquí esta sección. Después del palizón que nos hemos metido dando palizones, guardamos nuestro gi, que es el nombre oficial del mono de competición en kárate, recogemos la alfombra del tatami y nos tomamos agua con azúcar para quitarnos las agujetas. El próximo mes, si nada lo impide, hablaremos de James Bond.





EL MONSTRUO DE LAS COOKIES
COOKIES ON COOKIES
Francisco Molinero



 

 

<<INICIO

  SIGUIENTE>>

SECCIONES

   
Cookies On Cookies COOKIES ON COOKIES
Francisco Molinero
Pase de Prensa PASE DE PRENSA
Maruja Bergman
BEHR BEHR
Nina Voorhees
La Senda LA SENDA
Julio González

 
COTN en Facebook SÍGUENOS EN
FACEBOOK

 

  
COOKIES ON THE NET
WWW.COOKIESONTHE.NET ES UNA REVISTA DE CINE DE ACCIÓN, TERROR Y CIENCIA FICCIÓN.
QUEDA PROHIBIDA LA REDIFUSIÓN TOTAL O PARCIAL DE SUS CONTENIDOS SIN PREVIO Y EXPRESO CONSENTIMIENTO
.
ESTE SITE TIENE ©1996 - 2021 ©FRANK PALACIOS 1996 - 2021