REVISTA SECCIONES COOKIETEKA STAFF  
 

COTN Nº  218 JULIO - AGOSTO 2018

   
   
  PASE
DE
PRENSA
Maruja Bergman
  NOS VAMOS A LA PLAYA  
 




Como os prometí, fuimos a ver la nueva entrega de Misión Imposible: Fallout este lunes y aunque se estrene el próximo viernes, vamos con la crítica.

Podría asegurar que Christopher McQuarrie ha dirigido el blockbuster del verano. Sí, e incluso juraría que ha rodado una de las mejores películas que he visto desde que ha comenzado este 2018.

Pero volvamos al inicio, a la franquicia de las Misiones Imposibles de Tom Cruise, que pasaron de ser las típicas películas de acción con personajes graciosos, y con personajes malos que terminan muriendo (porque son los malos y tienen que morir), a algo parecido como a un “mmm, me interesa) desde que llegó a la saga McQuarrie como guionista y director.

El agente Ethan Hunt sólo se preocupaba en las entregas anteriores por capturar al malo, sin que su equipo sufriera bajas, y poco más. Toda la película era un corre que te pillo muy espectacular, pero en esta entrega le vemos diferente. Ya, no cantéis victoria, porque Cruise sigue corriendo como si participara en unos sanfermines, pero en esta ocasión te importa. Te importa la historia porque hay un BUEN GUION.

Madre de dios, la de películas con presupuestos brutales que no tenían ni dos dedos de frente en el guion y que han sido veneno para mis neuronas (e imagino que para alguien más). Llevamos meses y años tragándonos espectacularidad sin guion, sin una historia buena o unos diálogos buenos que te metan en la trama. Hemos estado tragando historias anecdóticas, con diálogos encadenados entre set pieces de acción. Y eso no es cine, queridos. Eso es mierda por parte del guion y belleza del Circo del Sol. No es cine, repito.

Misión Imposible: Fallout es una entretenidísima película de espías, con una historia menos rocambolesca que en las anteriores, y que a su vez bebe de las anteriores porque el personaje es el mismo, y si el personaje hacía escalada en la primera película, quizá en esta también le dé por hacer escalada para salvar su culo.

Pero aquí viene lo malo: pese a todo lo que acabo de decir, a McQuarrie se le cae la película en varios momentos de guion, donde ofrece una información valiosísima con la que el espectador avanza en la trama y se preocupa por los personajes, hasta ahí todo bien, pero lo que hace mal el guionista y director es la puesta en escena de esos pasajes. No puedes pasar de una acción apabullante, que dura varios minutos, con una brutal banda sonora de Lorne Bafle que te pone los pelos de punta, y que en más de una ocasión te hace dudar de si estás viendo una entrega de Misión Imposible o una película de James Bond, porque repito que uno de los puntos tremendos es su banda sonora tan bien incrustada, que no notas que falta cuando en una persecución tremenda no se utiliza música de fondo. Está todo muy bien ensamblado, pero en esas secuencias de “vamos a contarte más de la trama” todo se vuelve muy estático, dos actores, un decorado y la cámara en un trípode porque ellos tienen que soltar su diálogo de 5 o más minutos.

Ese es el único fallo gordo que veo en ella, y no se trata de guion, se trata de su puesta en escena, que frena la película completamente.

Por lo demás es una excelente película de acción, con un Cruise que no envejece y que hace sus planos de riesgo, algunos para acojonar mucho, y además actúa, consigue dar un giro a su papel gracias al buen guion y a la trama personal que tiene.

Henry Cavill por su parte, es el GANCHO de esta película. Sí, no quiero decir spoilers así que sólo diré que es el GANCHO, y que te olvidas de Cruise cuando le ves pelear y le ves esas espaldas y ese culazo. Sí, niños y niñas, está muy buenaco, y me alucina lo bien hecho que está, sabiendo la altura de ambos, que en los planos medios Cruise y Cavill estén a la misma altura. Cuando Superman está en el mismo plano, Cruise no existe, y en algunos momentos se ve forzado ese humor que suelta Cruise, como si ya en guion supieran que… o el personaje de Cruise hace un chiste o a nadie se le desprenden las retinas de Cavill.

Otro punto a favor, omitiré todos los personajes clichés y la exaltación del patriotismo o las rencillas entre Agencias de Inteligencia, el personaje de Rebeca Ferguson, que repite el de Ilsa Faust de Misión Imposible: Nación Secreta, y el de Vanessa Kirby como la Viuda Blanca. Esta chica hace una mezcla entre Femme Fatale e intermediaria muyyy, pero que muyyy bueno. El público se quedará con ella de inmediato, no sólo por su arrebatadora belleza, sino por el juego que da su personaje en el guion. Un absoluto acierto al elegirla. Rebecca Ferguson, por su parte ayuda en el triángulo y es un soporte para el personaje de Cruise. Es una mujer actual. No necesita que nadie la salve porque puede hacerlo por sí misma, y es de agradecer ver personajes femeninos fuertes y que participen tanto en la trama sin ser simples floreros.

Por lo demás, repito, una excelente película de acción que se pasa volando. Dos tercios de la peli transcurren en París y el tercio final entre Londres y Cachemira, que en realidad son paisajes naturales de Nueva Zelanda y Noruega. En entregas anteriores las historias se me hicieron eternas en muchos momentos. En esta ocasión el ritmo es tan frenético que vuela ante tus ojos. Acción tremenda, un guion fabuloso y secuencias, como la de “la extracción del malo”, la primera de ellas, que son puro cine. No aportan mucho a la historia porque la alargan, pero es tan buena, que merece que esté ahí. Aunque alargue la película. El personaje de Ethan Hunt lo merece.

Id a verla. En serio. Parece mentira que McQuarrie y Cruise hayan tenido que hacer esa mierda de La Momia, para regalarnos un peliculón de espías como es esta Misión Imposible: Fallout. Tiembla, James Bond, porque si el futuro de Ethan Hunt sigue por esta línea, lo vas a tener muy jodido, chaval.

Os dejo con un tema de su banda sonora, que va más allá de lo épico y que pasará como un tsunami sobre vosotros en los momentos de acción.




Toca temporada veraniega con sus blockbuster, sus películas serias, esas de cine independiente que estrenan para sacarlas a los dos menes de venta en DVD, y muchas otras que prometían emociones fuertes y que son auténticos: “Vale, la he visto y me ha decepcionado.”

Ant-Man y Avispa o cómo Marvel hace películas para encefalogramas planos, con guiones mediocres y muchísima acción. Peyton Reed vuelve a dirigir a estos personajes con un guion, repito, mediocre de narices, escrito por Andrew Barrer, Gabriel Ferrari, Chris McKenna, Erik Sommers y Paul Rudd, actor protagonista y Ant-Man, que debería regresar al cine independiente de Sundance porque es mal actor y peor guionista.

Si remontaran la película, la protagonizara la Avispa y se eliminara toda la parte infantiloide e insufrible de niños y de coleguitas de vamos a medirnos los pitos, sería otro cantar… pero no, Está Paul Rudd haciendo el payaso con un guion estúpido y seguramente improvisando muchísimo.

Por si queda alguna duda, no me gustó en absoluto. Y no volvería a ver una película de Marvel, ni borracha, si no fuera porque luego me toca contaros lo que me pareció. No tengo 5 años para divertirme con tontunas como esta mierda de Ant-Man y la Avispa.

Como Ocean’s 8 de Gary Ross, con guion coescrito junto a Olivia Milch, que se queda en un quiero y no puedo, pese a contar con un reparto alucinante. También es cierto que esta saga de Ocean’s no es que me vuelva loca, y para mí son ese tipo de películas que ves, así, por accidente, en un tren o un domingo por la tarde en una cadena y que siempre pillas empezada.

No hay sorpresa, no hay originalidad y sí desborda simpleza de guion con dos o tres chistes aquí y allá. Todo humor blanco y familiar.

La primera purga: La noche de las bestias… bueno, de esta película de Gerad McMurray ya es que ni pierdo tanto el tiempo como con la anterior. ¿Necesitamos más purgas? Porque creo que ya está todo más que explicado en la primera película. Así que ni se os ocurra ver más de lo mismo.

Hotel Transilvania 3: Unas vacaciones monstruosas es más de lo mismo… pero con el decorado de un barco durante un crucero. Genndy Tartakovsky sigue dirigiendo películas de esta familia y de sus amigos monstruosos como si no existiera mañana, y que con cada entrega van perdiendo fuelle y gracia. Pero mientras siga siendo rentable para Columbia y Sony, y existan críos que la disfruten en su segunda vida cuando salga en DVD, seguiremos teniendo más Hotel Transilvania.

Rascacielos nos devuelve a una pareja de hecho como son el director Rawson Marshall Thurber y Dwayne Johnson. El primero es un director competente, que se amolda a la comedia y a la acción, y el segundo es un actor que poco a poco nos gana el corazón con su humor y sus interpretaciones justitas, pero efectivas.

Juntos trabajaron en Un espía y medio y en la serie Ryan Hansen solve crimes on televisión, y volverán a trabajar juntos en su siguiente proyecto titulado Red Notice, que será otra película de acción con agente de la interpol persiguiendo al ladrón más buscando del planeta. al ladrón.

Pero la que tenemos este mes será Rascacielos, donde Dwayne, jefe de seguridad de el mayor rascacielos del planeta, deberá detener el robo, salvar a su familia y no perder la prótesis de pierna porque correr sin ella sería una putada de las gordas. Todo esto ya nos lo cuentan en el trailer, así que poco más veremos en la película, a parte de acción a raudales, momentos muy ñoños de familia, con mujer e hijos.

Y nos vamos a agosto, donde llegarán pesos fuertes como Los Increíbles 2, escita y dirigida por Brad Bird quien, si no está a la altura de la primera entrega, que nos sorprendió a todos, está a un pellizco de esta.

Claro que hemos perdido la sorpresa de la anterior, no obstante Los Increíbles 2 saben crear una historia atemporal completamente actual. Con lo de atemporal me refiero a contar una historia universal, que esté al cabo de la calle hoy como en el 2049. Este tipo de animación se tarda en realizar de dos a tres años, así que no puedes tocar temas de candente actualidad porque cuando vaya a estrenarse, tres años después, estaría completamente desfasado.

Es una cinta a la altura de la anterior, muy divertida, con una historia más seria, que invita a los adultos a reflexionar y a los críos a pasárselo como enanos con Jack-Jack.

Esperada también es Blackwood, la nueva película de Rodrigo Cortés, basada en la novela de Lois Duncan con guion de Mike Goldbach y Chris Sparling. Chicas, internado siniestro, y un programa experimental impartido por la rarísima Madame Duret, que no es otra que Uma Thurman.

Hotel Artemis también tiene su intriga y es una de esas películas que podrían ser la sorpresa del verano. Esta cinta escrita y dirigida por el británico Drew Pearce (All hail the King) cuenta con un reparto tan suculento que es imposible resistir la tentación: Jodie Foster, Sofia Boutella, Jeff Goldblum, Zachary Quinto, Dave Bautista y un largo etc.

The Equalizer 2 de Antoine Fuqua y guion de Richard Wenk siempre es una cinta por la que apostar. Fuqua se mueve como pez en el agua en los thrillers de acción, y Denzel Washington de prota con Pedro Pascal… no hay más que decir. Entretiene y cumple su cometido, pero la olvidaremos pronto.

Megalodón de Jon Turteltaub, director más bien anodino, que tan pronto te hace una comedia romántica como Mientras dormías (de lo mejor que ha hecho), a una peli de gente con dones Phenomenon (Algo extraordinario más allá del amor), y otras más mediocres como The Kid, o las dos entregas de La búsqueda o (madre del amor hermoso, El aprendiz de brujo, ha cogido por los cuernos la novela de Steve Alten, que llevaba décadas intentando llevarse al cine sin conseguirlo, y con los guionistas Belle Avery, Dean Georgaris, Erich Hoeber, John Hoeber y James Vanderbilt, además de un presupuesto compartido entre USA y China, traer a este tiburón prehistórico al cine.

¿Qué esperamos?, porque como el resto del planeta no la hemos visto, que mantenga el espíritu de la novela de Alten, que no es King y que como escritor es muy básico, pero que engancha desde la primera página hasta la última. Sólo, y lo digo recordando la novela que leí allá por los 80’s, sólo por el final, por lo que ocurre con el protagonista y el megalodón, merecerá la pena ir a verla… aunque con los trailers que hemos visto hasta ahora, se han cambiado muchas cosas, pero el bicho y su apetito siguen intactos.

Mentes poderosas de Jennifer Yuh Nelson y guion de Chad Hodge y Alexandra Bracken tiene un target de público infantil juvenil, en esa sociedad distópica donde los críos con poderes sobrehumanos son apartados de su familia y de la sociedad… hasta que escapan un grupo de ellos. El resto lo podéis imaginar si ver ni un trailer.

Slender Man de Sylvain White con guion de David Birke y Victor Surge nos devolverá al hombre alto sin cara y con tentáculos que secuestra niños o lo que pille por ahí. Otra vez sacando a relucir esta leyenda urbana falsa, esta creepy pasta con la que se han lucrado en vídeo juegos, pelis y documentales.

Además de estas películas, que me parecen de lo más interesante que tendremos en estos dos meses, se estrenarán hasta una decena de producciones infantiles de animación, americanas, alemanas y mexicanas para los peques de la casa, otros dramas con personajes intensitos o comedias de las que ya sólo con el póster, se te van las ganas de reír.

Y eso ha sido todo en este número doble.
Disfrutad de las vacaciones y volvemos a vernos en septiembre.




PASE DE PRENSA
Maruja Bergman



 

 

<<INICIO

  <<ANTERIOR   SIGUIENTE>>

SECCIONES

   
COOKIES ON COOKIES
Francisco Molinero
PASE DE PRENSA
Maruja Bergman
RATED R
Diego Sánchez
BEHR
Nina Voorhees
LA SENDA
Julio González

 
SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

  
COOKIES ON THE NET
WWW.COOKIESONTHE.NET ES UNA REVISTA DE CINE DE ACCIÓN, TERROR Y CIENCIA FICCIÓN.
QUEDA PROHIBIDA LA REDIFUSIÓN TOTAL O PARCIAL DE SUS CONTENIDOS SIN PREVIO Y EXPRESO CONSENTIMIENTO
.
ESTE SITE TIENE ©1996 - 2018 ©FRANK PALACIOS 1996 - 2018