REVISTA SECCIONES COOKIETEKA STAFF  
 

COTN Nº  207 JULIO - AGOSTO 2017

   
   
  PASE
DE
PRENSA
Maruja Bergman
  PATRIOTAS QUE COMPARTEN TRANSFORMERS Y PARANOIA  
 





Los meses de verano suele ser como cuando ibas a comer a casa de la abuela, que te atiborraba de todo un poco, en platos hondos a los que sólo les faltaba una vaya por su borde para seguir llenando, hasta dejarnos llenos para salir rodando de allí.

En estos dos meses se estrenan demasiadas películas, para una cartelera ya de por sí abarrotada, aunque bien sabemos que las taquilleras, las esperadas y las que saben que darán mucho dinero se estrenarán en todos ellos. Por eso vamos a hacer una criba hasta quedarnos con lo mínimo, y esperemos que con lo bueno.

Este julio veremos a Mark Whalberg en dos películas: Día de Patriotas será la primera, y un poco más tarde en Transformers: El último caballero.

Como no quiero que perdáis el tiempo, ni perderlo yo, os resumiré por qué no debéis ir a ver Transformers: El último caballero sin usar la típica frase de “porque es una mierda”.

La nueva entrega de Transformers, que dura 149 minutos (dos horas y media), consigue que el espectador desconecte de todo, o lo que es lo mismo, que le importe tres pimiento de lo que sucede en la pantalla a los 10 minutos de proyección. Guion nefasto, bordeando lo absurdo o ridículo, con personajes completamente clichés que buscan el ¿humor?, mientras que los que salvan el día, o los que se toman en serio lo que está sucediendo son los propios Transformers en CGI, que a la que pueden hacen una voltereta por el suelo.

La historia es ridícula, sientes lástima por todos esos grandes actores que han hecho esto por cobrar un cheque jugoso (como Stanley Tucci, John Turturro, Anthony Hopkins o el propio Mark Wahlberg), dentro de un festival de efectos especiales apabullantes que provocan desprendimientos de retina si la ves en 3D. Sí, no te gaste el dinero si piensas verla en este formato. A menos que te gusten las drogas duras y quieras estar flipado dos horas y media al ver un tornillo volando delante de tus narices. NO.

La nueva majadería de Michael Bay, con todos sus clichés cinematográficos, cámaras lentas, cámaras giratorias, coches volando, persecuciones, explosiones y sonido a tope, es un refrito de los Transformers además de otro refrito de películas que reconocerás de inmediato como: RoboCop, A la Caza del Octubre Rojo, Independence Day, Abyss, Avatar, Indiana Jones, Lara Croft, cine Artúrico, viejas que se reúnen para emborracharse… y ya, en una pirueta final que te deja con las bragas en los tobillos, el uso de dos personajes (por separado, eso sí, para que no os deis cuenta) que son una copia de R2-D2 y C3PO. Lo mezcla todo. Todo eso y más que no llegué a encontrar su gemelo cinematográfico porque como os digo, de la peli desconecté a los 10 minutos. Horrible. Un horror. Como un bote de nata, en el que hay un 50% de nata y otro 50% de gas a presión. No me explico cómo han aceptado semejante guion, que traspasa la mediocridad más absoluta. No es que las anteriores películas de Transformers estuvieran al nivel de Historia de dos Ciudades, pero es que lo que ocurre en ésta es inimaginablemente malo.

Paso a la siguiente película porque me estoy poniendo enferma.

Día de patriotas, thriller policíaco y dramático en el que se recrea el atentado en la maratón de Boston del año 2013, donde murieron 3 personas y se contabilizaron hasta 260 heridos, varios de ellos con amputaciones. Peter Berg dirige y escribe el guion junto a Matt Cook y Joshua Zetumer.

Una historia muy bien documentada, con personajes reales, de los que crees que estén pasando por lo que se cuenta en la historia y de los que hacen que te hundas en la butaca. Es una película muy dinámica, humana, y con un tiroteo que es una maravilla cinematográfica. Muy, muy, pero que muy recomendable y una experiencia muy claustrofóbica.

Llega de noche, la esperadísima película de la que todo el mundo habla, gracias a una excelente y mentirosa campaña publicitaria que han sabido hacer con esta película de cine independiente-

Primero nos cautivó su póster promocional, con ese perro mirando hacia el interior de un bosque a plena noche, y con el título de Llega de noche. Claro que nuestras neuronas son libres para pensar en cualquier bicho espantoso que… nos “confirmaron” con su primer trailer, con esas imágenes más bizarras, esa gente que parece protegerse en el interior de su casa hasta que Llega de noche algo paranormal por la puerta roja.

Con todos esos ingredientes el subidón en la audiencia estaba más que conseguido para arrastrarnos al cine a verla, y la hemos visto, y nos hemos sentido engañados en parte, porque de lo que vemos en el trailer a lo que es la peli son cosas diametralmente opuestas.

Sin querer avanzar nada más de la trama, sí os diré que os tendrá atado a la butaca hasta el final. La planificación de las secuencias, la fotografía nocturna de esa enorme casa de madera que cruje por todas partes, la iluminación de candiles y linternas es… impresionante. La atmósfera terrorífica. El silencio es tal en algunos momentos de la película, que puedes oír tragar a otro espectador del cine. Los actores están muy bien dirigidos, sobre todo el personaje que interpreta Joel Edgerton a quien entiendes por qué obra así y te pones de inmediato en su pellejo. La banda sonora y los silencios también hacen lo suyo, en esta espiral de supervivencia y paranoia llevada al límite pero a fuego muy lento, como el cine de terror y thrillers de los años 60 y 70.

Sería conveniente que no leyerais nada sobre su argumento ya que, si su director y guionista Trey Edward Shults no te avanza nada de por qué están como están, hasta muy avanzada la película, es por algo. Por meterte en el pellejo de los personajes, en sus temores y paranoias.

Lo malo. Empezando por el engaño que producen los trailers, o el título de la película, que no es otra cosa que una metáfora aplicable a cualquier cosa, yo los enfocaría en los agujeros de guion. No muestra cosas que debería, no cuenta cosas que también debería, y dejan al espectador hacer de juez y conspiranoico al decidir si los hechos fueron reales de esta o aquella forma. El final es abrupto y te deja mal sabor de boca de una película que estabas disfrutando para luego dejarte con dos palmos de narices. Hay mucho que no se cuenta, y la audiencia necesitaría en este caso algo más de información. Muy poca, pero algo que consiga resolver todos esos fallos de guion. Sólo eso, porque la película es técnicamente perfecta. Incluso se preocupan de cambiar el formato panorámico en tres momentos, sin que el espectador lo perciba, pero sabiendo que jugarán con su subconsciente para solidificar esa atmósfera opresiva.

La película comienza con el formato panorámico común del 1:85, al 2:35 en las secuencias oníricas y ya casi al final saltar al 2:66 que consigue esa claustrofobia, forzando al espectador a mirar la acción, mientras que la imagen va empequeñeciéndose. Hacen que la imagen sea más larga pero menos alta. O lo que es lo mismo, Las bandas negras que hay arriba y debajo de la imagen irán creciendo en momentos selectivos.


Curiosamente, una película como Llega de noche sufrirá lo mismo que otras de su género (cine independiente de terror) como fueron La Bruja o The Babadook. La crítica os la pondrá por las nubes, pero la audiencia dirá que son una cagada. Sí, a ese nivel está Llega de noche. Es una película que pide un segundo pase para disfrutarla mucho mejor.


A 47 metros de Johannes Roberts, director y coguionista junto a Ernest Riera es otra película inmersiva, y más si el 80% de ella transcurre bajo el agua, de las que te pone mal cuerpo, pero que cuenta con unos fe los finales más desastrosos de la historia del falso documental.

La película no es una maravilla en cuanto a diálogos o historia, pero cumple. Entretiene, asusta, y lo pasas mal, aunque se te escape alguna que otra carcajada con algún diálogo de sus protagonistas.

Sólo recomendable para los que disfrutan con las películas de tiburones.

El resto de películas, como comprenderéis, no las hemos visto, pero nos quedamos, o mejor dicho, se quedarán con el dinero de nuestras carteras:

La guerra del planeta de los simios de Matt Reeves.
Cars 3 de Brian Fee, cinta que me interesa muy poco tirando a nada.
Dunkerke o la esperadísima vuelta de Christopher Nolan tras Interstellar (2014), junto a Hans Zimmer en la partitura y un reparto muy goloso.
Siete deseos (Whis Upon) de John R. Leonetti, que nos trae el slasher o body count veraniego, con chavales de coeficiente intelectual Transformers: El último caballero. Sí, de ese nivel, que luego quedan muy bien en pantalla cuando mueren.
Spider-Man: Homecoming de Jon Watts es la película de Marvel de este verano, y la que nos tiene a todos locos y con ganas.
Inside de Miguel Ángel Vivas, nos da mucha curiosidad ver cómo ha enfocado el remake de la película francesa, pese a que las críticas o su pase por Sitges no fue muy bueno.
Valerian y la ciudad de los mil planetas de Luc Besson es, para mí, la película más esperada de este verano.
Atómica (Atomic Blonde) de David Leitch será adrenalina pura (esperamos), porque lo que hemos visto con la Charlize Theron, James McAvoy y Sofia Boutella promete mucho. Guerra fría y espías siempre enganchan.
Rey Arturo: La leyenda de Excalibur de Guy Ritchie que no ha cosechado buenas críticas ante la prensa y lo que podría ser el fracaso monumental en taquilla, visto que Transformers: El último caballero sigue haciendo buena taquilla.
Emoji: La película de Anthony Leondis es la ración de “dibujos y humor” para toda la familia, actualizado.
La Torre Oscura de Nikolaj Arcel es otra de esats películas que sabes que irás a ver el día del estreno a la sesión de las 16:30.
Verónica y el caso Vallecas, de Paco Plaza me atrae poco.Aún recuerdo lo cabreado que salí del cine con [Rec]3.
Y por último pero no menos divertido, la esperada secuela de Tadeo Jones 2. El regreso del rey Midas de Enrique Gato.


Bueno, y eso es todo…
Disfrutad del verano y volvemos a vernos en septiembre.




PASE DE PRENSA
Maruja Bergman



 

 

<<INICIO

  <<ANTERIOR   SIGUIENTE>>

SECCIONES

   
COOKIES ON COOKIES
Francisco Molinero
PASE DE PRENSA
Maruja Bergman
RATED R
Diego Sánchez
BEHR
Nina Voorhees
LA SENDA
Julio González

 
SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

  
COOKIES ON THE NET
WWW.COOKIESONTHE.NET ES UNA REVISTA DE CINE DE ACCIÓN, TERROR Y CIENCIA FICCIÓN.
QUEDA PROHIBIDA LA REDIFUSIÓN TOTAL O PARCIAL DE SUS CONTENIDOS SIN PREVIO Y EXPRESO CONSENTIMIENTO
.
ESTE SITE TIENE ©1996 - 2017 ©FRANK PALACIOS 1996 - 2017