REVISTA SECCIONES COOKIETEKA STAFF  
 

 

   
  COTN 225 MARZO 2019  
  PASE
DE
PRENSA
Maruja Bergman
 
 
 

UN SUPERHÉROE DE LOS 90's


Antes que la Guerra del Infinito, antes que los Vengadores, antes que Capitán América… bueno, antes que el Capi ni de coña.

Este mes tenemos varios estrenos muy esperados como Capitana Marvel, que está a la altura de lo que esperábamos y más (la verdad es que esperábamos poco para ponernos algo palote viendo la peli).

Empecemos con ella porque la tengo muy fresca, antes de hacer el repaso al resto de películas que se estrenarán este mes.

Capitana Marvel está dirigida a dos manos por Anna Boden y Ryan Fleck, que también participaron en su guion y que se nota que está dirigida por dos personas de sexos opuestos. Esto parece una tontería, pero aquí se nota y mucho cómo se pasa de la acción más animal, a tocar algo de fibra sentimental. Es algo parecido a hacer steps: subes y bajas, subes y bajas, y ese ritmo se mantiene durante toda la película.

Es verdad que cuando arranca la historia te sientes descolocado varios minutos, casi más de 20 minutos para ser exactos, donde la película no termina de saber por dónde tirar. Tenemos a un protagonista atrapado por un Memento y flashbacks, con un terrible parecido de argumento y compañero (Samuel L. Jackson) con ese clásico de Serie B dirigido por Renny Harlin Memoria letal, pero aquí la prota no es Geena Davis sino un extraterrestre, con una vida (de toda la vida) en ese planeta tan raro del que vemos muy poco y por eso se hace más raro. No sólo no nos enteramos de qué va la historia, sino que no sabemos en dónde carajos  de toda la galaxia o en qué galaxia estamos. Como cuando te vas de fiesta un viernes y despiertas un domingo con dos surferos desnudos en la playa. Algo así.

Toda esa primera parte es algo caótica, lenta y una forma de presentar a los personajes poco común. Si esto lo percibí a mis 40 y tantos años… no quiero ni pensar lo que le pasará por la cabeza de un chaval de 16.

Wonder Woman le da mil vueltas en su planteamiento de guion. En esta parte hay un bajonazo muy extraño en la película, que lo intentan solucionar con acción. Esta pauta se repite varias veces en la historia. Planeamos un argumento, alguien dispara, la tía se engorila y corre a cazar al malo. Como os digo ocurre varias veces, y en lugar de existir una investigación (de lo que sea, como en todas las películas) hay un héroe que se deja arrastrar por la acción. Con lo que tenemos una figura del héroe pasivo. Le llueven los palos, pero se defiende muy bien.

Con todo esto, el personaje que interpreta Brie Larson no es una mojigata. Es una desmemoriada, pero una tía de acción que no sabe que aún no ha desarrollado todo su potencial. Así que os encontraréis con una historia con vaivenes. Een algunos momentos me recordó mucho a la primera película de Thor, pero mejorada, porque toda la parte final es un locurón y sales del cine de subidón para ir a un Décimas a comprarte ropa ajustada.

Vamos con lo bueno que tiene esta cinta: Los temas musicales; Los 90 fue una década de secano en cuanto a la música. Siempre que lo comparemos con los 80’s que fue una explosión de creatividad por todas partes. En Capitana Marvel han sabido elegir muy bien los temas musicales que suenan, como el de Just a girl de No Doubt en un momento muy bueno de la película.

También es divertido recordar cómo fue la época del internet en los 90 (nosotros ya estábamos allí y era muy prehistórico y lento todo).

Pero lo mejor y lo que rechifla de esta película son los efectos especiales que tienen Samuel L. Jackson y Clark Gregg para rejuvenecerles. Es FANTÁSTICO lo que han hecho con sus caras. En serio, más que los disparos, los blasters, las explosiones y todo eso que os pondrá como motos durante la hora final. Hay momentos donde todo ese tiroteo o descargas de energía TAPAN a los actores, ahí podríamos decir que se pasaron de explosiones, pero la acción es tan trepidante y la banda sonora de Pinar Toprak, que está muy por encima de otras películas Marvel, es tan buena, que te dejas arrastrar por el momento. Mucha calidad en la partitura, mucha acción en toda esa parte final, pero sigue siendo una película con altibajos, como ya os he comentado.

Quizá esta Carol Danvers se mereciera un guion más redondo, con más mensaje… pero estamos viendo una película Marvel, y se nota muy y mucho que no es Wonder Woman, ni tiene su carisma, aunque el vestuario de Capitana Marvel mola muchísimo más con ese casco que le deja el pelo como si fuera una legionaria romana. Tenía muchos puntos para hacer de ella algo fresco y único… y le ha fallado el guion (otra vez a Marvel). ¡Qué sorpresa! ¿Verdad?

No olvidéis esperar para ver las dos secuencias post-créditos, una más que otra, y… lo sé, no he dicho nada de Goose, el “gato”, y no lo haré para no arruinar sus momentos, pero tened presente que Goose no es Groot.

Pero sí os diré que hay un momento con el cambio de color del traje, con la elección de color, que tiene mucha gracia, y que recuerda mucho cuando estás buscando un fondo de pantalla para el móvil.

Hay algo que siempre me fastidia sobre las películas Marvel, y que no ocurre con Warner DC: Cuando hacen algo que les queda CORTO, sin chispa y muy flojo de guion, tiran del recurso de “Es que esta película es de tránsito hacia algo más que se irá concretando en otras películas”. Mirad, queridos y fans de Marvel. Si no te gusta el primer plato, te levantas de la mesa y te vas. No te quedas a esperar el postre tragándote algo que no soportas.

Más películas…

Bienvenidos a Marwen  de Robert Zemeckis sufre de lo mismo, o peor que Capitana Marvel, tiene unos efectos especiales brillantes y una idea muy golosa, pero un guion muy mediocre en el que se ensalza a un personaje mediocre como a un héroe, que para más inri está basado en una historia real, donde el “héroe” es 3 veces más imbécil que lo que pintan en la película.

Zemeckis ha querido hacer otro Forrest Gump y no. Para echar más sal sobre la herida, la película escrita por Zemeckis y Caroline Thompson (Eduardo Manostijeras) está inspirada en un documental de 2010 titulado Marwencol, donde se contaba la historia de Mark Hogancamp, un divorciado alcohólico que tras sufrir una paliza del copón que le dejó en coma viarios días, se puso a crear en su jardín maquetas de la II Guerra Mundial con muñecos a los que les vestía como las vecinas que le apoyaron en su recuperación.

Este señor además iba diciendo que era dibujante y no era cierto. Quiero decir que ya estaba mal de la cabeza antes de que le metieran esa paliza.

Bienvenidos a Marwen es un relato forzadísimo y tanto es así que el espectador NOTA que Zemeckis está metiendo la pata hasta el cuello. Es pretenciosa, aburrida y diría que incluso es su peor película. Hasta la banda sonora de Alan Silvestri es mala.

Escape room de Adam Robitel (Insidious: La última llave), con una premisa (guion de Maria Melnik y Bragi F. Schut), en la que un grupo de desconocidos deben escapar de una habitación sorteando trampas mortales. Super original, ¿verdad? Pues ya está. No hay más. No es un Cabin in the Woods o un Destino final, una de esas películas que brillan por algo y que nos hace recordarlas y esperar una secuela.

La ves, la disfrutas sin estar mirando todo el tiempo la señal de salida y la olvidas. Me sorprende que hayan dado luz verde para una secuela pero… ¡cosas más raras se han visto!

El niño que pudo ser rey de Joe Cornish, quien nos descubrió a John Boyega en Attack the block, vuelve a ser guionista y director de esta historia que brilla por conseguir que el espectador no empatice con ningún protagonista. No existe esa conexión que tuvimos con los personajes de Attack the block, nada que ver.

Si tienes menos de 16 años quizá te lo pases bien viéndola. Aunque abrace a esa añoranza de los años 80’s y tire de películas como Los Goonies, El niño que pudo ser Rey es muy hueca a su lado. Si esperas ver en ella una película de aventuras artúricas y fantásticas para niños, lo pasarás en grande. Si tienes mi edad, te aburrirás.

Mirai, mi hermana pequeña de Mamoru Hosoda y que fue una de las seleccionadas a los Oscar como Mejor Película de Animación, me ha parecido lo peor que he visto en este 2019. Tenía muchísimas esperanzas en esta película desde que vi su primer trailer, con esa historia de un niño que gracias a un jardín mágico de su casa (en realidad su imaginación provocada por los celos de su nueva hermana), viaja al futuro para ver a su hermana adulta, cuando la cría en realidad acaba de llegar del hospital porque es una recién nacida.

Esta película rompe la estructura narrativa en segmentos, porque no es otra cosa que una serie de capítulos para una futura serie animada. O esa es la impresión que me dio. Se nota a kilómetros el inicio y el final de cada capítulo, y un manual de tradiciones, sobre lo que hacen los padres japoneses con sus hijos. Todo esto me importó 3 pimientos. Me pareció tan espantosa que desconecté de ella a los 20 minutos. Muy, muy decepcionante.

Parece mentira que este director sea el mismo que nos regaló joyas de la animación como La chica que saltaba a través del tiempo, Summer wars, Los niños lobo (un peliculón) o El niño y la bestia. Mientras todas estas películas fueron capaces de captar a niños y adultos, dudo que Mirai consiga captar la atención de un crío de 5 años.

Nosotros de Jordan Peele, que no hemos visto, es para mí la película más esperada del mes, después de Capitana Marvel que ya hemos visto (y nos ha dejado un poco así asá).

¿Qué esperamos después de ver esos trailers que destripan el giro de guion que da la historia? Pues que haya otro giro de guion que sea más espectacular que el primero y no decaiga en un corre que te pillo y te mato. Confío mucho en el trabajo como guionista de Pelee y sé que hará eso, dejándonos a todos con el cuerpo mal, como consiguió con Déjame salir (Get out).

A finales de mes veremos la nueva versión de Dumbo, dirigida por Tim Burton con guion de Ehren Kruger, que me llama muy poco la atención pese a ese pastelazo que hemos visto en los trailers.

Dumbo nunca fue una de las películas Disney que me cautivó. Todo ese género de animales parlantes no termina de conectar conmigo (o yo con él), y lo mismo me pasa desde hace años con Tim Burton. No termino de conectar con él con películas como El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares, Big Eyes, Sombras tenebrosas, Alicia en el país de las maravillas… y alguna otra.

En su carrera hay películas que siendo o estando en sintonía con el director, luego salen cosas completamente distintas... y te vas a casa (en mi caso) olvidándote de ellas con cada paso. No entiendo por qué ha sido Dumbo la elección para su siguiente proyecto, pudiendo crear algo nuevo o adaptar un libro que no haya sido adaptado.

Tras Dumbo cambiaremos de mes y comenzaremos abril con dos películas muy esperadas del fantástico como son el remake de Cementerio de animales de Dennis Widmyer y Kevin Klosch y ¡Shazam! de David F. Sandberg. Habrá más fantástico, con invasiones alienígenas y fantasmas roba hijos, pero de ellos hablaremos el próximo mes.




PASE DE PRENSA
Maruja Bergman



 

 

<<INICIO

  SIGUIENTE>>

SECCIONES

   
Cookies On Cookies COOKIES ON COOKIES
Francisco Molinero
Pase de Prensa PASE DE PRENSA
Maruja Bergman
Rated R RATED R
Diego Sánchez
BEHR BEHR
Nina Voorhees
La Senda LA SENDA
Julio González

 
COTN en Facebook SÍGUENOS EN
FACEBOOK

 

  
COOKIES ON THE NET
WWW.COOKIESONTHE.NET ES UNA REVISTA DE CINE DE ACCIÓN, TERROR Y CIENCIA FICCIÓN.
QUEDA PROHIBIDA LA REDIFUSIÓN TOTAL O PARCIAL DE SUS CONTENIDOS SIN PREVIO Y EXPRESO CONSENTIMIENTO
.
ESTE SITE TIENE ©1996 - 2019 ©FRANK PALACIOS 1996 - 2019