REVISTA SECCIONES COOKIETEKA STAFF  
 

COTN Nº  222 DICIEMBRE 2018

   
   
  PASE
DE
PRENSA
Maruja Bergman
  BAILAD BAILAD MALDITAS  
 



El último mes del año comienza como suele ser costumbre, con cine de animación del bueno. Si no lo sabéis, os explico algo para que lo veáis ahora, mañana o el próximo año. El cine de animación “del malo” lo estrenan siempre a finales de noviembre, y los blockbuster los reservan para diciembre, como es el caso de la secuela de Rompe Ralph, con Ralph rompe internet de Rich Moore y Phil Johnson con guion de este último coescrito junto a Pamela Ribon.

Su primera entrega nos enganchó al tirar de los juegos ochenteros y de esa morriña que tenemos los que vivimos aquellos años, que podría crearte una depresión de narices si sigues viviendo con el recuerdo de aquellos años.

Ralph rompe internet da una parada en el culo al espectador, a ese espectador ochentero, para lanzarlo al presente, a todo lo que se mueve, cuece y hace daño en internet, y por ello maneja con destreza temas como el acoso en las redes, sin olvidar todo lo divertido que puede ser saltar de un mundo a otro, y con dosis se ternura de las que te llegan al corazoncito. Hay mucho humor, muchos momentos donde dices “podían haberlo desarrollado más porque esta parte mola mucho”, y cambiará tu idea de cómo ves algunas cosas de internet. La cinta es un tren de emociones para los críos con un mensaje más adulto que pillarán los adultos. Padres, tenéis que supervisar los contenidos de vuestros hijos o participar con ellos al surfear por internet.

Se hace pesado el mensaje a los peques de la casa, muchos, demasiados mensajes para los críos que quieren divertirse. Son los mensajes que vemos siempre en otras películas de animación, para que los niños se sientan importantes. Tú puedes, tú eres cool, no te dejes pisotear, etc, etc… Es algo que hemos visto billones de veces. Aún con toda esa parte/pasta/discurso, la película vomita imaginación y diversión a tope, con un momento travesti que te preguntas ¿y esto para qué? ¿Qué aporta? Absolutamente nada. Es un chiste de sal gorda que fastidia toda la historia de las princesas Disney. Y lo peor de todo es que se olvida completamente de los videojuegos, que fue la gran baza de Rompe Rhalp.

No os perdáis la secuencia postcréditos, que mola bastante, así como el cameo de Stan Lee.

También tenemos la vuelta de Robin Hood que para que nadie se despiste y crea que va a ver una película de Arrow, vuelven a titularla Robin Hood, dirigida por Otto Bathurst y con guion de Ben Chandler y David James Kelly que es para ponerte a gritar en la sala de lo mala que es.

Es la típica película que ROBA de otras películas de una forma tan descarada, que el espectador reconoce de inmediato el “tremendo parecido” que tiene esa secuencia con una misma secuencia en tal o cual película. No hace falta que os haga un spoiler porque os saltarán todas las alarmas de la cabeza al reconocer esos momentos.

Otto Bathurst se limita a copiar todo lo malo (como director) de Guy Ritchie, con unos perosnajes salidos de la Madrid Fashion Week. Sí, queridos, todos van perfectos para un desfile de modernas. No hay nada en ella que pueda destacar. El guion es simple, predecible, cansino que intentan arreglar con la espectacularidad de las secuencias de acción o con planos de Taron Egerton en plan “soy mono y lo sabes”.

Si tuviera que resumir esta película con una palabra, sería mediocre.

Suspiria, la esperadísima versión de Luca Guadagnino con guion de Dave Kajganich, libremente basado en el escrito por Daria Nicolodi y Dario Argento es una pieza de culto y una joya del fantástico que dividirá la audiencia entre los haters y los que alucinarán con ella, deseando volver a verla al finalizar la proyección.

Para que os hagáis una idea, con esta película me ha ocurrido lo contrario que con Llámame por tu nombre, que, mientras media crítica no paraba de elogiarla por un lado, me pareció la película más estúpida, pretenciosa, arrogante e imbécil sobre temática gay que había visto en décadas. Sí, salí muy escaldada de ese pase de prensa, al igual que me ocurrió con otro espanto de temática gay y mentalidad ochentera como fue Con amor, Simón. Yo pondría estas dos pelis en sesión doble, cerraría las puertas del cine y le prendería fuego con el patio de butacas lleno. Sí, me daría un “venazo” Stieg Larsson con esas dos películas es-pan-to-sas.

Suspiria de Guadagnino es un elegante producto que se aparta del pop psicodélico y el rock de Argento para crear una historia que, si bien se pasa de larga y toca temas fuera de la temática “brujeril” dándole un aire noir, con una brillante fotografía del tailandés Sayombhu Mukdeeprom, con quien ya trabajó en Llámame por tu nombre.

A la película le sobran más de 20 minutos, y tiene un aire más oscuro, una paleta sanguina de color, más siniestro y mejores interpretaciones que la original, en las que los personajes de 20 y tantos años parecían quinceañeras muy tontas. Aquí este tema no existe, pero se oscurece el argumento original con varias tramas que nos ponen en un momento histórico, del que podríamos prescindir.

Otra gran diferencia es el final, nada que ver con el original de Argento en el que la protagonista Suzy Bannion se carga a las tres madres, se carga a las brujas y provoca que la escuela de danza se desmorone. Esto hizo pensar que la Suspiria de Argento terminaba ahí, pero como ya sabéis más tarde rodó dos películas más con este argumento.

Guadagnino se recrea en todo su apartado final excediéndose al querer mostrarlo todo con imágenes escabrosas y de pesadilla, que podría repugnar a muchos invitándoles a salir de la sala. Algunos críticos dicen que lo que Argento mostró con elegancia, Guadagnino lo hace de forma explícita, y ahí no estoy tan de acuerdo, ya que la versión de Gudagnino supera a la original, no por su maestría como director, que me parece muy justito, sino por el reparto espectacular que es quien en realidad hace la película, y por mostrar un aquelarre de brujas. Un aquelarre de esos que da muy mal rollo, como ocurría al final de La bruja: Una leyenda de Nueva Inglaterra, pero mucho más bestia.

No será un blockbuster, porque esta película es cine de autor, nada giallo como la de Argento, y además deja una puerta abierta a más secuelas o incluso una precuela con todos los personajes principales y con el personaje Patricia, interpretado por Cloë Grace Moretz… para crear otra película de culto. Suspiria se convertirá, como su antecesora, en un referente del cine de terror.

Crucemos los dedos para que, de dirigir una secuela o precuela, trabajen más el guion y no quieran abarcar tantos temas como ocurre en esta.

Más tarde llegarán un aluvión de películas como:

Kursk de la que Nina Voorhees os habla este mes en nuestra sección BEHR (basado en hechos reales).

Mortal Engines de Christian Rivers, basada en la novela de Philip Reeve con guion de Peter Jackson, Philippa Boyens y Fran Walsh que podría convertirse en una nueva saga de aventuras con ciudades rodantes de una épica descomunal y que bebe de las fuentes de los Estudios Ghibli en su imaginería.

Ana y el Apocalipsis
de John McPhail con guion de Alan McDonald y Ryan McHenry es una de esas películas de bajo presupuesto que se ha movido de festival en festival (de cine fantástico), creando adeptos y rosas, y oficialmente en cines ha comenzado a estrenarse desde el pasado octubre.

Tenemos apocalipsis zombie en plenas fiestas navideñas, y ahí es donde Anna y sus amigos deberán correr para ponerse a salvo junto a sus seres queridos, hasta que descubren que nadie está a salvo en este nuevo mundo de zombies. Todo se desmorona y deberán confiar los unos en los otros para sobrevivir y cantar mucho.

Sí, es una película musical, y de ahí su éxito, además del humor y el gore que le dan una calificación R por lo bestias de las muertes.

Puede ser la sorpresa de estas Navidades para los fans de las películas de zombies y los musicales, que terminan siendo comedias románticas.

Pero lo potente, los blockbuster se reservarán para las dos últimas semanas de 2018 con Aquaman de James Wan, quien también participó en su argumento junto a otros guionistas, pero que al final, quienes firman el guion de esta  colorista película del Universo DC son David Leslie Johnson-McGoldrick y Will Beall.

Un festival de acción y localizaciones exóticas sobre y bajo el agua, para la presentación de este superhéroe de DC que abre franquicia propia.

143 minutos de película con un presupuesto de 160 millones de dólares y Jason Momoa. Sé que dije que jamás volvería a ver una película DC, pero esta, y sólo por Momoa, iré a verla de rodillas y andando hacia atrás, como las niñas esas de Lourdes.

El regreso de Mary Poppins de Rob Marshall con guion de David Magee (La vida de Pi) pasado en las historias de Mary Poppins escritas por P.L. Travers, Pamela Lyndon Travers quien además de escritora fue actriz, y periodista.

La secuela de Mary Poppins también es una película larga. 130 minutos llenos de aventuras, números musicales y animación que harán que la historia pase volando delante de nuestros ojos, a los que harán llorar al final. Sí, ese tipo de sadismo está en todas las películas de la factoría Disney.

Bumblebee de Travis Knight que intenta seguir sacando dinero a una franquicia más que agotada.

Eliminado: Dark Web de Stephen Ruso, otra película de bajísimo presupuesto que quiere volver a sorprender como su antecesora que sí fue original, a medias, pero que en esta deja de serlo. Esta es la típica peli que verías a las 3 de la mañana en un canal raro antes de quedarte dormido.

Y de ahí saltaremos al mes de enero con las que serán, para mí, las películas más esperadas: Glass cierre de la trilogía de M. Night Shyamalan y Border de Ali Abbasi, una historia de policías suecos y trols. La película está basada en la novela de John Ajvide Lindquvist, el mismo escritor de Déjame Entrar.

Y eso es todo. Volveremos a vernos ya estrenando un nuevo año.
¡Felices Fiestas, Próspero 2019 y que la Fuerza os acompañe!




PASE DE PRENSA
Maruja Bergman



 

 

<<INICIO

  <<ANTERIOR   SIGUIENTE>>

SECCIONES

   
COOKIES ON COOKIES
Francisco Molinero
PASE DE PRENSA
Maruja Bergman
RATED R
Diego Sánchez
BEHR
Nina Voorhees
LA SENDA
Julio González

 
SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

  
COOKIES ON THE NET
WWW.COOKIESONTHE.NET ES UNA REVISTA DE CINE DE ACCIÓN, TERROR Y CIENCIA FICCIÓN.
QUEDA PROHIBIDA LA REDIFUSIÓN TOTAL O PARCIAL DE SUS CONTENIDOS SIN PREVIO Y EXPRESO CONSENTIMIENTO
.
ESTE SITE TIENE ©1996 - 2018 ©FRANK PALACIOS 1996 - 2018